Starliner de Boeing alcanza órbita con tripulación de la NASA: te decimos cómo seguir su trayectoria

Starliner despegó de la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral en Florida poco después de las 10:52 de esta mañana y alcanzó una órbita estable sobre la Tierra unos 30 minutos después, anunció Boeing.

La nave espacial Starliner de Boeing se lanzó el miércoles por la mañana y envió a un par de astronautas de la NASA a la Estación Espacial Internacional, un hito para la empresa aeroespacial en medio de la competencia con SpaceX y años de retrasos.

Starliner despegó de la Estación de la Fuerza Espacial de Cabo Cañaveral en Florida poco después de las 10:52 am EDT y alcanzó una órbita estable sobre la Tierra unos 30 minutos después, anunció Boeing.

Tanto la NASA como Boeing están transmitiendo el viaje de Starliner en sus respectivos sitios web, NASA TV y canales de redes sociales.

Starliner viajará más de 25 horas hasta la Estación Espacial Internacional, donde los astronautas Butch Wilmore y Suni Williams permanecerán durante una semana mientras realizan pruebas antes de regresar a tierra en el suroeste de Estados Unidos, según la NASA.

Los objetivos principales de Starliner son determinar si la nave espacial puede realizar operaciones de apertura y cierre de escotilla y cómo se configura para la ISS, dijo la NASA.

Durante el vuelo de la nave espacial, los astronautas también probarán aspectos de las capacidades de Starliner, incluido el rendimiento de su propulsor, cómo funcionan sus trajes espaciales dentro de la cápsula y los controles de pilotaje manuales.

Boeing abortó un lanzamiento el sábado pasado menos de cuatro minutos antes del despegue, después de que un secuenciador de lanzamiento en tierra que controlaba la cuenta regresiva del lanzamiento activara un comando automático para detenerlo, aunque la compañía ha experimentado otros vuelos de prueba fallidos y problemas técnicos en los últimos años.

NÚMERO GRANDE

3.836 millas por hora. Así de rápido viajó Starliner cuando salió de la atmósfera de la Tierra, según United Launch Alliance, una empresa conjunta entre Boeing y Lockheed Martin que fabricó el cohete que llevó a Starliner al espacio.

ANTECEDENTES CLAVE

La NASA contrató a Boeing para desarrollar naves espaciales para operaciones rutinarias a la ISS en 2014. Boeing acopló con éxito una cápsula Starliner no tripulada en la estación en 2022, tres años después de que Starliner sufriera fallas de software que provocaron que la cápsula quedara varada brevemente en órbita. El exitoso lanzamiento en 2022 se produjo tras varios problemas técnicos, incluida la mayoría de las válvulas oxidantes de su sistema de propulsión que se atascaron. Ese problema tardó ocho meses en solucionarse. Se programó un lanzamiento tripulado de Starliner para febrero de 2023, aunque se pospuso hasta abril antes de retrasarse nuevamente hasta mayo después de que los ingenieros descubrieron nuevos problemas técnicos. Starliner estaba preparado para despegar el 6 de mayo antes de que se detuviera la cuenta regresiva dos horas antes del lanzamiento.

TANGENTE

La compañía aeroespacial de Elon Musk, SpaceX, tiene previsto lanzar su cohete Starship por cuarta vez el jueves. La empresa también tiene contratos con la NASA para llevar tripulación a la ISS y desarrollar el sistema de aterrizaje humano de Starship, que se utilizaría para futuros alunizajes. Si bien Boeing ha experimentado reveses, SpaceX ha enviado casi una docena de tripulaciones a la ISS desde 2020.

Fuente: Forbes

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *