Carlos Ahumada “no tiene asunto pendiente” en México y se encuentra amparado contra una orden de aprehensión: FGR

La Fiscalía General de la República (FGR) afirmó este lunes que el empresario argentino Carlos Ahumada “no tiene asunto pendiente” en materia federal en México.

En un comunicado, las autoridades federales explicaron que Ahumada se encuentra amparado contra una orden de aprehensión en la Ciudad de México por el delito de fraude.

Ante esta determinación concedida por un juez, la FGR afirmó que “impide momentáneamente acción alguna al respecto”.

Y explicó que el empresario, según información de la Interpol en Panamá, había violentado su libertad procesal en Argentina, por lo que fue regresado a ese país.

Según la FGR, citando también a autoridades de Paraguay y Argentina, Carlos Ahumada enfrentará la presunta violación de la libertad procesal y en materia migratoria en estos países.

Más tarde, la FGR precisó que la Procuración General de la Nación Argentina le informó que en su audiencia de hoy, Carlos Ahumada “manifestó ante las autoridades de ese país que se allanaba a la solicitud de extradición correspondiente al delito del fuero común de fraude en la Ciudad de México, ya que obtuvo de un juez federal, aquí, una suspensión en amparo contra la orden de aprehensión correspondiente”.

La institución agregó que “se les está informando a las autoridades de la República Argentina cuál es la situación de dicho amparo para los efectos legales que ellos tengan a bien determinar”.

El viernes pasado se reportó la detención de Carlos Ahumada en Panamá y después se indicó que fue deportado a Paraguay; México no solicitó su extradición.

Las autoridades panameñas dijeron que Ahumada viajaba de Asunción a la ciudad de Guatemala cuando se reportó su detención en Panamá, luego de verificar su estatus de migración.

El empresario es conocido en México por un videoescándalo del año 2003, cuando se difundió una grabación en la que entregaba dinero a políticos como René Bejarano para financiar campañas del PRD en algunas delegaciones de la Ciudad de México.

Un par de años después, publicó un libro en el que argumentó que los videos fueron planeados para afectar la popularidad del entonces jefe de Gobierno de la Ciudad de México, Andrés Manuel López Obrador, actual mandatario federal.

Carlos Ahumada evitó en 2020 su extradición a México luego de que un juez de Argentina rechazara la petición al argumentar que la imputación por una posible defraudación fiscal carecía de motivación.

Fuente  :  Latinus

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *