Congreso de Sinaloa propone formalmente iniciar el diálogo con la UAS

 

Redacción

 

Mazatlán Sinaloa QPEM. El H. Congreso del Estado de Sinaloa envió este lunes una propuesta formal a la Universidad Autónoma de Sinaloa (UAS) para establecer de inmediato una mesa de diálogo con el propósito de transitar a la reforma de la Ley Orgánica de la UAS, con respeto irrestricto a su autonomía universitaria.

El diputado Feliciano Castro Meléndrez, presidente de la Junta de Coordinación Política del H. Congreso del Estado de Sinaloa, informó que este lunes se entregó un documento formal dirigido al Dr. Robespierre Lizárraga Otero, como encargado del despacho de Rectoría.

Explicó que desistir implica que están dando un paso adelante para dialogar desde hoy mismo, lo que supone la capacidad de dejar de lado las diferencias y construir los puntos de encuentro.

Precisó que en ese texto el Congreso de Sinaloa informó a la autoridad universitaria que la semana pasada retiró el recurso de revisión que había presentado ante el colegiado con sede en Mazatlán desistiéndose de esa manera de la revisión de un amparo que el juez de distrito primero otorgó a la UAS, lo cual legalmente impedía que se procediera a hacer la reforma a la Ley Orgánica.

“Significa que no hay impedimento constitucional y legal para proceder a hacer la reforma a la Ley Orgánica de la UAS”, sostuvo.

Por lo tanto, en ese documento oficial el Poder Legislativo propone formalmente a la UAS instalar una mesa de diálogo para transitar hacia la reforma de la Ley Orgánica de la máxima casa de estudios.

Aclaró que los procesos penales son asuntos que competen a la Fiscalía General del Estado y al Poder Judicial, a través de los juzgados que están llevando estos procesos y a los implicados como presuntos responsables de acusaciones por presunta corrupción.

Afirmó que de acuerdo al artículo 43 de la Constitución local al Congreso lo que le corresponde es legislar y por lo mismo, procederá a atender lo que los universitarios plantean. Son dos temas distintos.

“En el Congreso –señaló- están registradas 36 iniciativas que nos plantean diversas propuestas para reformar la Ley Orgánica de la UAS y estamos obligados a proceder a hacer la reforma, a atender estas iniciativas”.

“En ese sentido –agregó- le queremos reiterar a la autoridad universitaria una propuesta: sentémonos a dialogar para darle cauce, justamente a hacer la reforma”.

“Como Congreso reiteramos nuestra voluntad de contribuir a dar un cauce jurídico a la Universidad Autónoma de Sinaloa para que esta pueda desplegarse en dimensiones superiores y garantice el bien mayor de la autonomía universitaria: el derecho de los jóvenes a la educación superior de acuerdo al artículo tercero constitucional”, comentó.

Advirtió que la Ley General de Educación Superior establece en el artículo 2 que previo a emitir la reforma por parte del Congreso deberá haber una consulta libre y bien informada de la comunidad universitaria.

“La vida interna de la UAS le corresponde a su comunidad, estudiantes, profesores, mujeres y hombres, así como la autoridad universitaria y personal administrativo, todos, autonomía que no debe ser violada, desde afuera, pero tampoco desde adentro”, subrayó.

Sostuvo que la esencia de una institución como la UAS es la libre expresión de las ideas como eje vertebrador de su autonomía por lo que debe prevalecer el saber, la inteligencia y la disposición a dialogar.

“Espero que podamos sentarnos a dialogar porque el doctor Robespierre Lizárraga lo ha venido planteando, pues bien, ¡manos a la obra! Y aquí no es un asunto de anclarnos en la vieja polémica, cada quien sabe si le asiste o no la razón”, dijo.

Reiteró a la comunidad universitaria el invariable apoyo del Congreso de Sinaloa a la Universidad Autónoma de Sinaloa.

“El destino de la UAS debe estar en manos de los propios universitarios, dígase estudiantes, maestras, maestros, personal administrativo y por supuesto la autoridad, eso que no quepa duda, y de nuestra parte queremos contribuir justamente a la armonización de la Ley Orgánica con respecto a las nuevas disposiciones de la Constitución Política de México”, expuso.

Al comentar que el artículo tercero constitucional es el más citado, recordó que el artículo cuarto de la Constitución Mexicana habla de la equidad de género al subrayar la necesidad de una Ley Orgánica de la UAS que garantice la igualdad entre mujeres y hombres universitarios.

“Que la igualdad sea una realidad jurídica para que luego pase a ser a una realidad concreta en fortaleza de la propia universidad”, concluyó.