Peligrosa Travesía

En los cruceros del puerto se observan a decenas de indocumentados que buscan una moneda para seguir su viaje en el tren llamado «La Bestia».Carlos Arturo no aguantó la pobreza extrema en su casa y se decidió. Juntó un dinero que tenía producto de un trabajo como obrero en su natal Honduras. Allá percibía un sueldo de apenas 3 dólares al día. Cerca de 35 pesos. Entonces también tomó una mochila en donde más que cargarla con pertenencias la cargó con sueños e ilusiones. A él no le importó su discapacidad. Y es que hace años tuvo un accidente, lo que le dejó secuelas al perder parte de su pierna, por lo que utiliza una prótesis.

Y con esa misma mochila lo encontramos en una vía. Estaba esperando para acudir a uno de los cruceros del puerto para obtener algunas monedas. La travesía de Carlos Arturo en el «lomo» de La Bestia» ha sido extensa, tediosa, cansada, peligrosa y llena de aventuras que, en muchas ocasiones resulta en tragedia. Tras recorrer más de 10 estados del País, su viaje se detuvo en Mazatlán porque no aguantó el hambre y la sed. En el puerto ya lleva seis meses en la espera de seguir su sueño a Estados Unidos.

portada

«Hermano, el hambre y la necesidad nos está obligando a tomar algunos cruceros no contamos con dinero para comprar comida lo único que tenemos es lo que traemos puesto, dormimos en donde nos agarra la noche, con el peligro de ser golpeados por desconocidos», expresó Carlos, que fue abordado pidiendo ayuda en cruce del ferrocarril de la Avenida Santa Rosa e Infonavit Jabalíes. El hondureño comentó que en los seis meses en Mazatlán se ha dedicado a juntar un dinero para seguir su destino a los Estados Unidos, el cual ya se ve trabajando en algún restaurante, fabrica o el campo, a pesar de tener una prótesis en su pierna derecha.

«Llevo más de seis horas en este crucero y sólo llevo seis pesos, es duro conseguir dinero de limosna, pero qué le vamos hacer no nos dan trabajo por no traer papeles por lo que no nos queda de otra mas que la caridad de la gente». Uno de los riesgo que corren los «trampas» en su recorrido por el norte de la República es la presencia de los elementos de la Policía Municipal, ya que son los principales que los molestan al impedirles que pidan dinero o llevarlos ante las autoridades de Migración. «Pedir un peso a la gente para los policías es un delito, no nos dejan, nos amenazan en querernos llevar detenidos y entregarnos con la gente de Migración, y eso no queremos, no hacemos daño a nadie, solo queremos una ayuda para comer».

Otras de las vialidades donde se pueden detectar a los indocumentados es en el puente de Prados del Sol, Carretera Internacional a la altura de la clínica del Issste, y por las Avenidas Carlos Canseco, Atlántico y Paseo del Pacífico

Pero Carlos no es el único en esta situación. Así como él, son muchos los indocumentados que se pueden ver en las vialidades de la localidad, principalmente donde están los cruces del tren, la necesidad y el hambre los está obligando a salir de las vías del ferrocarril, lugar que esperan escondidos a la bestia de acero, poniendo en riesgo su libertad ante el temor de ser capturados por los agentes del Instituto Nacional de Migración. Durante un recorrido que hizo Qué Pasa en Mazatlán en las principales vialidades, se observaron personas originarias de otros países sin ningún documento legal pidiendo ayuda a los automovilistas. «El peligro de ser golpeados por desconocidos», expresó Carlos.

Se buscó al delegado del Instituto Nacional de Migración, Óscar Tirado Tirado, para que nos explicara cual es la diferencia de las personas indocumentadas que viaja en a los autobuses que van a la frontera Norte (Tijuana) y son sorprendidas y detenidas por los agentes de migración, a las que transitan libremente en los cruceros señalados.

«No podemos dar información por instrucciones de la Secretaria de Gobernación, no se dan entrevistas a ningún medio informativo hasta nuevo aviso», señaló uno de los elementos de la Delegación en Mazatlán.

RECUADRO

CRUCEROS INVADIDOS
Jabalíes Santa Rosa
Carlos Canseco
Atlántico
Paseo del Pacífico
Puente Prados del Sol

PAÍS DE ORIGEN DE LOS INDOCUMENTADOS POR MAZATLÁN

El Salvador
Honduras
Guatemala

FRASES

Carlos Arturo
«Llevo más de seis horas en este crucero y solo llevo seis pesos, es duro conseguir dinero de limosna, pero que le vamos hacer no nos dan trabajo por no traer papeles por lo que no nos queda de otra mas que la caridad de la gente».

«Pedir un peso a la gente para los policías es un delito, no nos dejan, nos amenazan en querernos llevar detenidos y entregarnos con la gente de Migración, y eso no queremos, no hacemos daño a nadie, solo queremos una ayuda para comer».

MILES EN «LA BESTIA»

Según datos de la Organización de Estados Americanos, al año son 600 mil indocumentados los que utililzan los vagones de «La Bestia» por México, para intentar cruzar a los Estados Unidos.