Impuestos sobre hospedaje: cuentas mochas

La estadística sobre arribo de turistas no coincide sobre los obtenido del impuesto sobre el hospedaje.

La jauja turística que está viviendo Mazatlán, con la apertura del eje carretero a Durango, contagió tanto a las autoridades que «oficializaron» cifras que resultan inverosímiles de creer, debido a que Mazatlán no tiene la capacidad hotelera para recibir a millones de turistas en 2 semanas.

Estos datos «increíbles» se descubrieron cuando se reunió el Comité de Fideicomiso del Impuesto sobre el Hospedaje del 3% y observaron que si bien hubo un incremento respecto a lo captado el año pasado por éste gravamen estatal, el recurso económico no se refleja respecto a las cifras de Sectur.

El periodo vacacional de Semana Santa y de Pascua, en donde se complementó con la Semana de la Moto, dejó a Mazatlán con una derrama económica considerable. Hoteles al máximo de su capacidad, restaurantes llenos de comensales, gente en Olas Altas, en la Zona Dorada, vehículos circulando por el famoso Par Vial, y miles disfrutando del Bandrónomo.

Visitantes por todos lados. Llegaron desde el occidente al puerto, en donde todo fue inédito por la carretera Mazatlán-Durango.

Sin embargo, una ves concluído éste periodo vacacional de Semana Santa, las autoridades de la Secretaría de Turismo se aceleraron al dar los datos y llevarse «las ocho columnas» en los principales diarios, cuyos editores y reporteros se relamieron los bigotes, ante éste «manjar noticioso» y ni siquiera contrastaron  los datos y las cifras.

La Secretaría de Turismo, en un primer «corte» de información dio a conocer que Mazatlán fue visitado por 1.5 millones de visitantes, es decir, más del 100% de la población en el puerto. Según los datos del censo del Inegi, el puerto tiene una población de 650,000 habitantes.

Además, Mazatlán solo dispone de poco más de 11,000 habitaciones de hotel, por lo que resulta inconcebible que haya llegado esa cifra de visitantes. En un supuesto que los 11 mil cuartos se hayan ocupado con un promedio cada uno de 4 personas, durante las 2 semanas, arroja una cifra de 660,000 habitantes. Pero cientos de habitaciones se quedaron solas durante días y se ocuparon en los fines de semana.

A ésta conclusión llegó Fernando Pucheta Sanchez, diputado local y Presidente de la Comisión de Turismo en el Congreso del Estado, al desmentir los afirmado por el Secretario de Turismo en Sinaloa, Francisco Córdova Villarreal.

«Yo considero que el secretario (Córdova) se ha equivocado al dar a conocer estas cifras, porque Mazatlán no tiene la capacidad hotelera para recibir a tanta gente, puede ser que nos hayan vistado 150 mil o 250 mil cuando mucho. Pero cuando se habla de 1.5 millones o 750 mil, pues no es posible.»  Expresó.

«Tenían que haber llegado diario cerca de 40 mil personas y ocupar el hotel un día, ésto no ocurrió porque prácticamente eran los mismos turistas quienes permanecieron cerca de 4 o 5 días, principalmente los días Santos, Jueves, Viernes y Sábado.»

Pucheta Sánchez declaró, que si bien Mazatlán está renaciendo turísticamente, tampoco es válido que se quiera engañar con las cifras.

Y el recurso del 3% sobre hospedaje.

Tras el periodo vacacional, llegó el día del corte del dinero recabado. La reunión llevada a cabo a puerta cerrada en la Secretaría de Turismo, dió como resultado que lo recabado hasta Abril de éste año, apenas superó 722 mil pesos respecto al periodo vacacional del 2013.

En la reunión estuvieron José Ramón Manguar Sánchez, dirigente de la Asociación de Hoteles 3 Islas, Carlos Berdegué Sacristán, de la Asociación de Hoteles y Empresas Turísticas y Felipe Parada Valvia, Recaudador de Rentas en Mazatlán.

Hasta el 27 de Mayo del 2013 se recabaron 18,839,000 pesos mediante éste impuesto, cuando no estaba en operación la carretera Mazatlán-Durango. Significa que los 1.5 millones de visitantes no se reflejaron en el corte de caja del fideicomiso.

Para Guillermo Romero Rodríguez, dirigente de la Federación de Cámaras de Comercio, éste ingreso debe de llegar a todos los hoteles y moteles agremiados, a alguna de las dos asociaciones, y no solo los que manejan el fideicomiso.

«Debe de llegar a todos los hoteles para su promoción, Mazatlán tiene que ser promocionado con más recursos, éstos están llegando mediante el impuesto, por lo tanto debe de haber mejores planes de promoción, tanto a nivel nacional como en el extranjero». Planteó.

Mientras, el hotelero Quirino Ordaz Coppel, mencionó que Mazatlán está creciendo a pasos agigantados, por lo que las promociones que se hagan debe ser efectivas para que el destino se establezca en niveles altos.

«Ya estamos en otro nivel, pero tenemos que mantenernos y dar la imagen en el extranjero que estamos mejorando».