Prevé el SAT incorporar a vendedores informales

En breve, se firmarán convenios con los ayuntamientos para que vendedores de organizaciones sean incorporados al Régimen de Incorporación Fiscal.

El Sistema de Administración Tributaria signará convenios con los municipios del país para que todos los vendedores ambulantes sean incorporados al régimen de Incorporación Fiscal y paguen sus impuestos y obligaciones como cualqiuier establecimiento formal, señaló Guillermo Romero Rodríguez, dirigente de Fecanaco en Sinaloa.

Así, todos los negocios como carretas de tacos o de cualquier otros artículos deberán incorporar a sus trabajadoes con todas las prestaciones sociales, ya sea IMSS, Infonavit, así como el cumplimiento de sus impuestos fiscales. Actualmente los Municipios sólo exigen como requisito el pago de derecho de piso para dejar vender a los ambulantes y puestos fijos y semifijos.

«Es un programa que ya lo está enviando el SAT a todos los municipios para que los vendedores sean incorporados a la formalidad, actualmente los municipios sólo piden el derecho de piso, pero no contribuyen fiscalmente con sus obligaciones», expresó.

«Creemos que los municipios deben estar a la par con la política del Gobierno federal, entonces aquí es necesario que se establezcan obligaciones para incorporar a los negocios a la formalidad».

Romero Rodríguez admitió que esta estrategia por parte del SAT no es la más popular, sobre todo para los alcaldes, ya que es un asunto que incluye el aspecto social.

«Sabemos que es un tema complicado, pero así se establecen en los convenios y se tiene que llevar a cabo, aunque los informales pertenezcan a organismos camarales como Canaco, Canirac o alguna organización como CNOP, CTM o CROM, aquí se trata de que se incoporen al Regimen Fiscal», apuntó.

Durante la conferencia de prensa, se informó que en Mazatlán existe un aproximado de 125 mil comercios en la informalidad, de un padrón de 300 mil; en Sinaloa hay cerca de 500 mil, por lo que el SAT pretende incorporar a la mayor cantidad a la formalidad.

Para Armando Leyva Barraza, representante del SAT en la localidad, los beneficios de un negocio formal son diversos ya que se cuenta con prestaciones del IMSSS, derecho a vivienda en el Infonavit y contar con certidumbre con las obligaciones fiscales,

«Son muchas ventajas las que tiene un negocio formal porque en los primeros 10 años va a ir pagando de un 10 por ciento anuales, además los negocios tienen derecho a créditos para fortalecer sus empresas a través de Nacional Financiera y del Instituto Nacional del Emprendedor», apuntó.