Exigirá PRD cancelar plan de deuda por hospitales

Los diputados perredistas, Imelda Castro y Ramón Lucas señalan que este convenio resulta un golpe a las finanzas del Estado.

La Fracción del PRD en el Congreso del Estado solicitará la cancelación definitiva del contrato que el Estado pretende aprobar con dos empresas privadas para construir dos hospitales mediante el esquema de Asociaciones Públicas Privadas, al considerar que se ponen en riesgo las participaciones federales en los próximos 24 años.

La argumentación de los diputados del PRD la robustece el hecho de que las dos empresas que pretenden construir estos hospitales son las mismas que están involucradas en la negociación de la Casa Blanca y en el contrato que fue anulado sobre la construcción de la línea del tren de México a Querétaro.

Imelda Castro Castro, diputada del PRD, indicó que las empresas Prodemex y GIA, son las mismas que están en el conflicto de la Casa Blanca «Presidencial» y la
misma que pretendía construir la vía México- Querétaro. Esta licitación fue cancelada por el Presidente Enrique Peña Nieto.

«Estamos solicitando a la Junta de Coordinación Política que se anule en forma definitiva este convenio porque vemos que resulta lesivo para las finanzas del Estado; demás estamos viendo los antecedentes de estas empresas propiedad de Olegario Vázquez Raña y de un ex cuñado de Carlos Salinas de Gortari y no son nada de garantía», explicó.

«Esta negociación que está realizando el Gobierno del Estado con las empresas dejará un fuerte hueco en las finanzas porque se les pretende dar 19 mil millones de pesos en los próximos 25 años, lo que sería algo grave».

Castro Castro mencionó que además de esta propuesta se constituya una comisión especial para ver los asuntos que se pretenden realizar bajo el esquema de las APP.

De igual forma, dijo, que haya una modificación para que este tipo de iniciativas se hagan por mayoría calificada y no por mayoría simple.

Por su parte, Ramón Lucas Lizárraga, mencionó que la pretensión de construir los hospitales de Culiacán y Mazatlan no es a favor de la salud sino de hacer «negocio» redondo.

«No están pensando en la salud porque en el Presupuesto de 61 mil millones de pesos no se destina para la contracción de hospitales, están viendo esto como un negocio redondo», citó.

Lucas Lizárraga advirtió que es urgente que se anule esta iniciativa antes de que se apruebe en el Congreso el recurso del Estado para el 2015.