Unas 56 especies de plantas de Sonora en peligro de extinción por mineras y desarrollos turísticos

Las exploraciones mineras, la ampliación de carreteras, los desarrollos turísticos, el desmonte, las tradiciones y las costumbres o creencias, forman parte de las prácticas que han puesto bajo amenaza a las especies

SIN EMBARGO.- En Sonora, existen 56 especies de plantas que se encuentran en riesgo de extinguirse, incluso las que están bajo una protección especial, como el pinabete, guayacán, mangle blanco y la palma de la virgen.

Las exploraciones mineras, la ampliación de carreteras, los desarrollos turísticos, el desmonte, las tradiciones y las costumbres o creencias, forman parte de las prácticas que han puesto bajo amenaza a 56 de las más de 3 mil 600 especies que integran parte de la biodiversidad en la entidad.

Alf Enrique Meling López, especialista en el área de Ecología Vegetal, Costera y Marina e integrante del cuerpo de investigadores de la Universidad de Sonora en el Departamento de Investigaciones Científicas y Tecnológicas (Dictus), comentó que especialmente en los pueblos indígenas, las plantas son utilizadas como sustancias medicinales.

Si bien es cierto que, tanto las plantas como los animales forman parte importante del consumo de alimentos del ser humano, es sobre todo en estos lugares donde también se usan en ceremonias y como parte de curaciones.

Aunque la mayoría de los integrantes de estos pueblos no hacen uso de las plantas sin antes pedir permiso a la tierra y mostrar su respeto, la realidad es que se pone en riesgo su preservación.

En la ciudad, es la desinformación un factor de riesgo aún mayor. El ciudadano desconoce a las especies, las confunde o las usa como un producto que genera ingresos económicos, por ejemplo los cactus que ahora son vendidos como parte de una decoración.

“Piensan o creen que son medicinales y arranca toda la planta, la destruyen y vienen a la ciudad a venderlas o ya la mataron. También es parte del desconocimiento. El morbo también juega un papel muy importante, por ejemplo el peyote ya está casi desaparecido del ambiente natural. Hay muchas plantas tóxicas y que tienen ese tipo de sustancias, hay gente que sabe porque lo hizo en su estado o en su país y como aquí hay muchas especies que se parecen, van por ellas”.

Las especies predominantes en la entidad, del grupo de 3 mil 600, son los zacates, las leguminosas, espinosas y cactáceas y, aunque no todos, algunos integrantes de la familia de los cactus sí están en riesgo de desaparecer.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.