Ya construyen en China un hospital con mil camas ante brote de coronavirus; estará listo el 3 de febrero

Un caso similar se dio en 2003 ante la epidemia de otro coronavirus (SARS) en el que se construyó un nosocomio en tan sólo seis días

Qué Pasa en Mazatlán

Wuhan, China.- Debido al preocupante brote del nuevo coronavirus, China se encuentra construyendo con gran rapidez un hospital que albergue mil camas para pacientes infectados de este virus, mismo que ha cobrado la vida de al menos 26 personas, enfermado a cientos y provocado el ‘cierre’ de varias ciudades durante una de las épocas más importantes del año, un hecho sin precedentes.

El inmueble, que será una estructura prefabricada ubicada en una parcela de 25 mil metros cuadrados, estará listo el 3 de febrero.

Foto/AP.

La realización del nosocomio tiene como objetivo “abordar la insuficiencia de los recursos médicos existentes”, tal como lo dieron a conocer las autoridades de la provincia, señalando que seguirá el modelo del hospital Xiaotangshan, mismo que se habilitó en Beijing ante el brote del síndrome respiratorio agudo grave (SARS).

En 2003 las autoridades chinas levantaron dicho centro hospitalario desde cero en apenas seis días para tratar un brote de un virus respiratorio similar que se expandió desde China a más de una docena de países causando unos 800 fallecidos. El centro tenía unidades de aislamiento individual que parecían filas de pequeñas cabañas.

En vísperas de la celebración del Año Nuevo Lunar, la festividad más importante del calendario chino, el transporte se suspendió en al menos 10 ciudades que albergan a más de 33 millones de personas. Aunque la principal zona afectada es Wuhan, donde se concentró la enfermedad, otras nueve ciudades vecinas se encuentran dentro de las vigiladas.

La gran mayoría de los afectados están dentro y en los alrededores de Wuhan, o son personas relacionadas con la ciudad. También se reportaron casos en los territorios chinos de Hong Kong y Macao, así como en Estados Unidos, Japón, Taiwán, Corea del Sur, Tailandia y Singapur.

Muchos países inspeccionan a los visitantes procedentes de China para detectar los síntomas del virus, que puede provocar fiebre, tos, dificultades respiratorias y neumonía.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) no declaró una emergencia mundial, una decisión que habría supuesto más fondos y recursos para luchar contra la enfermedad, pero también posibles restricciones comerciales y de viaje, así como otros daños económicos.