Ven difícil alcanzar inmunidad colectiva

En la pandemia de Covid-19 difícilmente se puede hablar, por ahora, de inmunidad de rebaño, es decir, que la mayoría de la gente supere el virus, ya sea por la vacunación o por haber enfermado, y se corte la transmisión, advirtió Rosa María Wong, jefa de la subdivisión de Investigación Clínica de la Facultad de Medicina de la UNAM.

Detalló que mientras más gente se infecte, mayor es la probabilidad de que el virus cambie, y ante las variantes, la efectividad de las vacunas también se modifica.

«Aunque tengamos anticuerpos, si tenemos un virus que escapa a anticuerpos previos, como se ha sugerido con las variantes Gamma y Beta, habrá infección», advirtió.

Inicialmente se consideraba que lograr la vacunación de 70 por ciento de la población podría ayudar a cortar la transmisión del virus, pero ahora esta visión se ha modificado debido a las variantes y lo atípico del SARS CoV-2.

La especialista de la UNAM detalló que es un virus que seguimos conociendo y que se comporta de formas muy distinta a cualquier otro virus anterior.

«En teoría, la inmunidad de rebaño debería funcionar teniendo personas infectadas y vacunadas. Lo que se ha visto es que (con las dosis) disminuye muchísimo la mortalidad, pero el virus sigue circulando porque mientras haya en algún un País alguien que esté infectado, el hecho de que esté viajando de un lugar a otro hace que el virus circule», señaló.

Al respecto, Carissa Etienne, directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), indicó que actualmente hay cuatro variantes de preocupación que circulan en América: Alfa, Beta, Gamma y Delta.

Explicó que se ha detectado que las variantes de preocupación son más contagiosas que el virus original.

«Dos de estas variantes, Alfa y Delta, parecen también conllevar un riesgo más alto de hospitalización», advirtió.

«No sabemos si Delta se convertirá en la variante predominante en la Región, como ocurrió ya en algunos países, (…) estamos viendo datos que indican que Delta puede tener un nivel de contagio 60 por ciento superior al del virus original, eso quiere decir que no se pueden flexibilizar las medidas de salud pública», alertó.

Y aunque las vacunas son por ahora la mejor esperanza para detener la pandemia, la mala noticia, advirtió Etienne, es que aún no hay suficientes dosis para interrumpir la transmisión comunitaria de Covid.

Con Información de Reforma.