Advierte Putin del peligro de catástrofe nuclear en Zaporiyia

Moscú. El presidente ruso, Vladimir Putin, advirtió ayer a su homólogo francés, Emmanuel Macron, sobre las “consecuencias catastróficas” de los ataques contra la central ucrania de Zaporiyia, ocupada por las fuerzas rusas, a lo que el mandatario francés respondió que la ocupación rusa es la causa de los riesgos que pesan sobre la central nuclear”.

En una conversación telefónica con Macron, Putin señaló que “ataques regulares ucranios contra los sitios de la central de Zaporiyia, incluido el depósito de desechos radiactivos, podrían conducir a consecuencias catastróficas”, señaló el Kremlin.

Macron le pidió retirar de ahí las “armas pesadas y ligeras” y abogó por negociaciones que lleven a un cese el fuego, señaló el Elíseo.

El mandatario ruso informó sobre las “medidas adoptadas por especialistas rusos para garantizar la seguridad de la central”, y subrayó la necesidad para hacer presión sobre las autoridades de Kiev para que “cesen de forma inmediata los bombardeos contra la central”, y subrayó además que Kiev, con armas occidentales, continúa con bombardeos selectivos contra las infraestructuras civiles en el Donbás.

Ambas partes expresaron su disposición a una interacción “no politizada” sobre la situación en la central nuclear con la intervención del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), detalló el Kremlin.

La central nuclear de Zaporiyia, la mayor de Europa, se encuentra en el sureste de Ucrania, cerca de la ciudad de Energodar, y está bajo el control de los militares rusos desde marzo. La planta ha sido blanco en las últimas semanas de bombardeos que Rusia y Ucrania se imputan mutuamente. El OIEA pidió una zona de seguridad para evitar un accidente nuclear.

Desconectan último reactor

La empresa ucrania Energoatom, que opera la central nuclear de Zaporiyia, informó haber desconectado de la red el último reactor en funcionamiento, la unidad de potencia 6, al alegar que con ello busca evitar una catástrofe.

En el terreno bélico, Ucrania afirmó haber arrebatado este mes más de 3 mil kilómetros cuadrados de terreno a las tropas rusas, y encontrarse a 50 kilómetros de la frontera con Rusia, lo que no fue confirmado por ninguna fuente independiente.

“Desde comienzos de septiembre, más de 3 mil kilómetros cuadrados han vuelto bajo control ucranio”, indicó el general Valeri Zaluzhny, comandante en jefe del ejército de Ucrania. “En los alrededores de Járkov, fronteriza con Rusia, hemos empezado a avanzar, no sólo en el sur y el este, sino también hacia el norte. Quedan 50 kilómetros para llegar a la frontera estatal (con Rusia)”, añadió.

La cifra es aproximadamente 30 por ciento superior a la superficie mencionada el viernes por el presidente ucranio, Volodymir Zelensky. Moscú controla aún 125 mil kilómetros de territorio ucranio, incluida la península de Crimea, señaló la agencia Afp.

Ejército ucranio dice que recuperó la ciudad de Izium

Zelensky afirmó que su ejército recuperó de las fuerzas rusas la ciudad estratégica de Izium, en la región de Járkov, un día después de que el Ministerio de Defensa ruso anunció un repliegue de esa provincia para reforzar el frente de Donietsk, más al sur.

En su discurso diario en el día 200 del conflicto, Zelensky agradeció a los militares que “liberaron a centenares de nuestras ciudades y o pueblos (…) entre ellos los más recientes son Balaklia, Izium y Kupiansk”. Los lugares mencionados son importantes nodos logísticos, de los que Rusia depende para abastecer a sus tropas en el frente, en el este de Ucrania.

Hasta ahora, Moscú ha mantenido silencio sobre los anunciados avances ucranios, pero ayer el ministerio de Defensa ruso presentó un mapa que evidenció una importante retirada rusa de la región de Járkov.

El plano expuso que Rusia controla una pequeña parte de territorio en el este de la región Járkov, detrás del río Oskol. Antier, el mapa señalaba que el ejército ruso ocupaba más territorio en dicha región.

El gobierno ucranio utilizó datos de inteligencia estadunidense para lanzar la contraofensiva en la región de Jarkóv, informó el diario The New York Times.

Viacheslav Gladkov, gobernador de la región rusa de Belgorod, fronteriza con Ucrania, aseguró que miles de personas huyeron de Járkov camino de Rusia. “No ha sido ni la noche ni la mañana más fácil. En las últimas 24 horas, miles de personas cruzaron la frontera”, declaró Gladkov en Telegram.

En las zonas recuperadas por Kiev, periodistas de la agencia Afp vieron antier camiones y blindados rusos carbonizados, algunos de ellos con la letra Z, el símbolo de la invasión de Ucrania iniciada el 24 de febrero. Los soldados ucranios patrullaban en Balaklia, donde ondeaba su bandera. Alrededor de esta ciudad podían verse también edificios dañados o destruidos.

En Donietsk, el dirigente de la región separatista prorrusa, Denis Pushilin, reconoció que la situación era “muy difícil” en esa zona, que junto a la de Lugansk conforman el Donbás, parcialmente controlada por los separatistas prorrusos desde 2014 y epicentro de la ofensiva rusa en los últimos meses.

Zelensky responsabiliza a Moscú de un “apagón total”

Zelensky responsabilizó ayer a Moscú de un “apagón total” ocurrido en zonas del este de Ucrania y lo acusó además de socavar de manera deliberada la infraestructura civil.

“Un apagón total en las regiones de Járkov y Donietsk, y uno parcial en las de Zaporiyia, Dnipró y Sumi”, señaló el mandatario en un comunicado, en el que acusó a los “terroristas rusos” de los cortes de electricidad. Más tarde, el jefe adjunto de la oficina de la presidencia ucrania, Kiril Timoshenko, indicó que fue restablecido el suministro eléctrico en Sumi, Dnipró y Poltava.

Las fuerzas ucranias luchan en las afueras de la ciudad de Liman, ubicada al norte de Donietsk y conquistada a fines de mayo por Rusia, declaró el alcalde de la ciudad, Oleksandr Zhuravlev, a los medios.

Sus tropas impiden ataques “terroristas”, afirma Moscú

En Jersón, el mando ruso reportó que sus tropas impidieron ataques “terroristas”, de los que acusó a las organizaciones nacionalistas ucranias Pravi Sektor y Natsionalni Korpus (ala civil del regimiento Azov).

El Estado Mayor ucranio aseguró que tras los avances en Járkov, las fuerzas rusas se han retirado de varias localidades de la provincia de Jersón y del pueblo de Svatove en la provincia de Lugansk.

Las fuerzas rusas se limitan a misiones de reconocimiento aéreo y de sabotaje para dificultar la ofensiva ucrania, según Kiev.

En total, las tropas rusas lanzaron 16 proyectiles y bombardearon tres posiciones en el este del territorio ucranio que han afectado a 15 localidades como Dergachi, Kramatorsk, Kostiantinivka, Dnipro, Voznesensk y Nikolaev, señaló el informe del Estado Mayor.

Fuente: La jornada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.