FILIJ 40: Claudia Sheinbaum destaca la lectura como «el mayor regalo» para los menores

La Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil estará disponible hasta el 20 de noviembre en el Bosque de Chapultepec

Este viernes, la Dra. Claudia Sheinbaum, jefa de Gobierno de la Ciudad de México, y en acompañamiento de niñas, niños y jóvenes, de Leticia Ramírez, secretaria de Educación federal y funcionarios de cultura, llevó a cabo inauguración de la FILIJ 40 (Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil), en el Bosque de Chapultepec

Durante el encuentro, Claudia Sheinbaum aseguró que «lo más valioso» que las personas adultas le pueden compartir a los infantes es la lectura. “Esta Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil no solamente abre la oportunidad para niñas, niños y jóvenes para poder apreciar la lectura, sino que sobre todo también para los adultos, porque finalmente como madres y padres tener la oportunidad de enseñarles a nuestros hijos, la lectura es quizá uno de los mayores regalos que les podemos dar”, apuntó la mandataria. 

Durante el encuentro, niñas, niños y jóvenes compartieron cuál es su libro favorito, qué cuentos o escritores han disfrutado más o por qué disfrutan de la lectura, y tuvieron la oportunidad de leer junto a la Dra. Sheinbaum, parte del libro “La peor señora del mundo” de Francisco Hinojosa, con ilustraciones del Rafael Barajas ‘El Fisgón’.

Edición 40 de la Feria Internacional del Libro Infantil y Juvenil

La FILIJ 40 estará disponible para todo el público a partir de este viernes 11 de noviembre, y hasta el 20 de noviembre, en el Bosque de Chapultepec, de 10:00 a 17:00 horas con actividades totalmente gratuitas dirigidas principalmente al público infantil y junvenil.

Durante la Feria, las y los asistentes podrán encontrar la participación de 20 autores nacional e internacionales, así como 70 sellos editoriales y más de 100 stands donde podrán encontrar un sinfín de libros, lecturas en voz alta y talleres, todo enfocado a fomentar la lectura desde las primeras edades.

Fuente: Heraldo de Mexico