Xóchitl Gálvez comienza su precampaña con fracturas en el frente opositor que la postulará a la Presidencia

La senadora de la República con licencia arranca la precampaña electoral a contracorriente, con diferencias entre los partidos que integran el frente opositor, sin su equipo completo y con una amplia desventaja en las encuestas.

En el arranque formal de la precampaña de Xóchitl Gálvez como aspirante a la Presidencia, los conflictos entre el PAN, PRI y PRD no cesan. Un día antes del inicio formal de la contienda, el PRD acusó que PRI y PAN pretenden excluir a candidatos perredistas y ciudadanos de las listas del frente opositor al Congreso. Además, la coalición cruje en la Ciudad de México, por la imposición del panista Santiago Taboada como precandidato único a la Jefatura de Gobierno.

Ese es el marco del arranque de la precampaña de la senadora Xóchitl Gálvez, quien comienza con una amplia desventaja en las encuestas y sin un equipo definido para orquestar su campaña.

A casi cuatro meses de que irrumpió en el escenario político y se asumió como la candidata inesperada de la oposición, Gálvez no ha logrado aglutinar a las fuerzas políticas que la postularán a la Presidencia en las elecciones de 2024. A diferencia de su rival, ella aún no tiene un elenco de candidatas y candidatos para las elecciones locales, en las que se definirán ocho gubernaturas y el gobierno de la CDMX.

Los dirigentes de los partidos siguen negociando posiciones, presionados por la obligación de cumplir con la paridad sustantiva (al menos cinco candidaturas para mujeres), y las escisiones continúan: en solo 24 horas, renunciaron al PRI el ex gobernador de Oaxaca y ex aspirante presidencial, Alejandro Murat, y el alcalde de Cuajimalpa, Adrián Ruvalcaba, quien pretendía la candidatura de la CDMX. Mientras en el PRD crece la inconformidad por los acuerdos de las cúpulas partidistas, que excluyen a militantes como Luis Espinoza Cházaro o Víctor Hugo Lobo, quien terminó renunciando al partido del sol azteca.

Lobo renunció a 25 años de militancia partidista e inmediatamente fue invitado por Morena en la Ciudad de México a unirse a sus filas. Antes de irse, el actual diputado local y ex jefe delegacional de Gustavo A. Madero acusó a los partidos de imponer, a través de un acuerdo cupular, a los aspirantes que participarían en el proceso interno.

Horas después, Adrián Rubalcava y Luis Espinosa Cházaro denunciaron que los dirigentes nacionales del PAN, PRI y PRD impusieron a Taboada como candidato y los excluyeron de la contienda interna.

El domingo, la dirigencia nacional del PRD emitió un comunicado en el que denunció que “PAN y PRI pretenden excluir candidaturas ciudadanas y perredistas al Senado y la Cámara de Diputados de la coalición opositora”. El partido dirigido por Jesús Zambrano ha insistido en que el Frente Amplio por México debe llevar en sus listas de candidaturas al Congreso a representantes de la sociedad civil, pero los dirigentes Marko Cortés y Alejandro Moreno han decidido privilegiar a sus dirigentes y militantes.

Así, la llamada “fuerza rosa” -que marchó en noviembre de 2022 y en febrero de 2023 en defensa del INE- se desvanece, y los eventos de la precandidata se llenan casi exclusivamente con estructuras partidistas, a pesar de la pública incomodidad de la precandidata con el PRI y su dirigente nacional, Alejandro Moreno.

El 10 de noviembre pasado, cuando visitó Chiapas, incluyó a “Alito” en la lista de malos priistas a los que no invitaría a su equipo de trabajo, a lado de Manuel Bartlett, exsecretario de Gobernación a quien se le atribuye operar el fraude electoral de 1988, y de Omar Fayad, exgobernador de Hidalgo y recién nombrado embajador de México en Noruega por el presidente López Obrador.

A los problemas entre las dirigencias partidistas, se suman las dificultades para conformar un equipo de trabajo. Luego de la crisis desatada por la revelación de que Gálvez plagió fragmentos del informe profesional que presentó para su titulación como ingeniera en computación por la UNAM, ella misma anunció que se replegaría para conformar su equipo y prepararse para la precampaña.

Entre los nombramientos realizados se encuentran el senador Emilio Álvarez Icaza, quien asumió como vocero en materia de Derechos Humanos; la diputada federal, Margarita Zavala, quien es enlace con las organizaciones civiles; la senadora Josefina Vázquez Mota como representante; el priista Enrique de la Madrid, quien funge como enlace con el sector empresarial y la ex consejera electoral Alejandra Latapí como encargada del área de comunicación.

También se incorporaron los consultores Carlos Mandujano Víctor “Pico” Covarrubias; además de Alonso Cedeño, en la estrategia digital; Arne Aus den Ruthen Hagg y Ernesto Ruffo, como asesores.

Sin remontar en las encuestas

Gálvez no ha logrado repuntar en las preferencias electorales en los últimos meses. De acuerdo con la encuesta publicada por Enkoll, El País y W Radio, apenas consiguió el incremento de un punto porcentual en el posicionamiento ante la población, al pasar del 26 por ciento de las preferencias electorales en julio pasado a 27 por ciento en octubre.

Otras casas encuestadoras también la ubican dos dígitos abajo de Claudia Sheinbaum, La encuesta del diario El Universal, a principios de octubre, la colocó 30 puntos por debajo de la precandidata de Morena.

En tanto que la encuesta de El Financiero colocó a Sheinbaum con una ventaja de 46 por ciento, contra 28 por ciento de Xóchitl Gálvez.

Gálvez tiene la obligación de no ‘cruzazulearla’

Como precandidata presidencial de la oposición, el mayor reto de Gálvez es convertirse en la lideresa que reclama la ciudadanía afectada por el gobierno de López Obrador. “Debe estar a la altura de la sociedad”, subraya el senador Germán Martínez, ex panista, ex morenista y ahora integrante del Grupo Plural.

“Veo a esta sociedad esperanzada y Xóchitl tiene la obligación de no ‘cruzazulearla’. Y ‘cruzazulear’ es un verbo que está en el diccionario de mexicanismos de la Real Academia. No tiene derecho por la sociedad que sale a la calle, por las mujeres, por la gente de Acapulco, por las madres buscadoras, por la gente que se ha quedado sin sus familias”, señala.

Martínez fue dirigente nacional del PAN y participó en el cuarto de guerra de las campañas de Vicente Fox, en 2000, y de Felipe Calderón, en 2006. En 2018, luego de renunciar a su militancia panista, apoyó la campaña de López Obrador y fue electo senador por Morena. Con esa experiencia, advierte que las encuestas son llamados de atención que debe atender y, además, que debe usar como instrumentos para planear su campaña.

En esta nueva etapa, la precandidata presidencial debe cambiar su estrategia de campaña, debe apostar por difundir una propuesta de programa de gobierno y presentar a su equipo de gobierno, así como anunciar sus ideas de nación.

“Xóchitl debe exhibir programa, debe exhibir equipo de gobierno, debe exhibir ideas de nación y debe exhibir gobierno de coalición, y mejorará en las encuestas, no estoy desdeñando las encuestas… pero no son sentencias a obedecer, la encuesta no hace Presidente a nadie, esto termina hasta que termina, pero, por lo mismo, ahí hay llamados de atención a fortalecer el programa y el equipo, las ideas y el gobierno de coalición”, sugiere.

En palabras de Martínez, el frente opositor debe transformarse en un equipo de gobierno, el cual en ocasiones parece estar unido y, en otras, no.

A siete meses de la jornada electoral, el ex panista lanza un llamado de advertencia, en caso de no cambiar la estrategia: “No va a haber un examen parcial, hay un examen final definitivo, que será el día de las elecciones”.

La intervención del gobierno

Por su parte, el senador Emilio Álvarez Icaza, integrante del Frente Cívico Nacional y vocero de la campaña de Gálvez, advierte que el gobierno lopezobradorista construye una narrativa, a través de la manipulación de encuestas y el uso de programas sociales, en la que resalta la inevitabilidad del triunfo “del gobierno que se disfraza de partido”.

“Estamos ante una elección de Estado como en los años 70, pero con redes sociales… No tenemos una cancha pareja en el proceso electoral, va a implicar que tenemos un gobierno que cínica y descaradamente viola la ley, no hay respeto a las reglas, no hay respeto al árbitro… Y parte de esa narrativa es construir un asedio a la oposición”, plantea.

Por su parte, Alejandra Latapí, encargada del área de comunicación de la campaña de Gálvez, resalta que el conocimiento de la precandidata presidencial aumentó un 50 por ciento entre la población en los últimos cuatro meses, el cual esperan incremente nuevamente durante el periodo de precampañas.

“Xóchitl ha demostrado en las contiendas que ha participado que viene desde atrás y que sube y que sube. Y eso lo notas cuando ves el cariño que despierta, la simpatía que recibe de la gente”, indica.

Latapí asegura que los partidos políticos que la postularon no la han dejado sola, sino que la respaldan a través de los liderazgos locales que la acompañan en los eventos organizados a lo largo del país.

Por lo pronto, Xóchitl Gálvez iniciará precampaña este lunes en Chihuahua, uno de los cinco estados gobernados actualmente por el PAN.

Previo a su arranque de precampañas, la senadora irrumpió la tarde del domingo en las redes sociales, al postear un mensaje de felicitación a Javier Milei, el economista que ganó las elecciones presidenciales de Argentina con un discurso extremista y anti derechos.

“¡En Latinoamérica soplan vientos para mejorar nuestros países! El pueblo argentino le puso un alto al mal gobierno y los malos resultados. Mi reconocimiento por esta histórica jornada electoral. Felicitaciones al presidente electo Javier Milei”, escribió en su cuenta de X, en un mensaje similar a los publicados por personajes como el ex presidente Vicente Fox y la senadora Lilly Téllez.