¿Por qué AMLO llegó con el ojo hinchado a la ‘mañanera’?

 

 

Redacción

Mazatlán, Sinaloa. QPEM. (Fuente: El Financiero)  ¿Y ahora, quién le pegó? El presidente Andrés Manuel López Obrador ‘sorprendió’ a las y los reporteros de la ‘mañanera’ cuando abrió la conferencia con un visible problema en su ojo derecho.

De acuerdo con el Diccionario de Americanismos, la palabra tutupiche viene de dos palabras del maya yucateco: chuchup, inflamado, e ich, ojo. El mandatario señaló que ya fue revisado por doctores.

“(Estoy) bastante bien de salud. Esto es una infección que yo creo agarré en la última gira, por polvo. Se le llama en mi tierra tutupiche, pero no es nada preocupante de acuerdo con el médico”, agregó.

Las últimas giras de trabajo de López Obrador incluyeron visitas a Morelos, donde participó en el evento de la presentación de la restauración del antiguo Palacio de Cortés y murales de Diego Rivera, y al Estado de México, donde conmemoró el Día de la Fuerza Aérea Mexicana.

¿Cómo tratar una infección en el ojo?

El sitio Medlineplus explica que las infecciones de los ojos son provocadas por bacterias, hongos o virus. Las más comunes con la conjuntivitis y el orzuelo, que es el padecimiento que tiene López Obrador por ahora.

“(El orzuelo) es un abultamiento en el párpado que ocurre cuando las bacterias de la piel entran en el folículo piloso de una pestaña”, detalla el sitio del Gobierno de EU.

Ente los síntomas más comunes de las infecciones en los ojos están enrojecimiento, picazón, hinchazón, secreciones, dolor o problemas con la vista.

El presidente López Obrador puede recurrir a compresas, gotas para los ojos, pomadas o antibióticos como tratamiento para su tutupiche, añade Medlineplus.

López Obrador constantemente insiste en que su “pecho no es bodega” por lo que ha sido muy abierto a comentar los problemas de salud que sufre a sus 70 años. Por ejemplo, en una de sus giras de trabajo por Tlaxcala, el mandatario habló sobre el infarto que sufrió en diciembre de 2013.

“Me salvé porque me atendieron a tiempo. Se me cerró por completo la vena, la arteria. Llegué a urgencias a las dos de la mañana. Y ese medicamento que tienen ahí me lo aplicaron y abrió un poquito la arteria. Era tanto el dolor que tenía que llegué a resignarme, porque ya no podía, ya no soportaba ese dolor”, dijo en un evento del IMSS Bienestar el 5 de agosto de 2022.

 

Por ello, el presidente López Obrador debe someterse rutinariamente a un procedimiento llamado cateterismo cardiaco, que consiste en pasar una sonda hasta uno de los lados del corazón para recabar información sobre el músculo cardíaco, las válvulas cardíacas y los vasos sanguíneos del paciente.

La última ocasión en la que se le hizo un cateterismo cardiaco a López Obrador fue en enero de 2022. Los médicos informaron que las arterias y corazón del presidente se encontraban “sanos y funcionando adecuadamente”, por lo que no fue necesario realizar algún procedimiento adicional.

“Estoy pendiente, me reviso cada tres meses, cada cuatro meses, eso depende de como uno se sienta, lo más delicado pues es la hipertensión por eso a veces camino y voy a escalar cerros para lo que llaman cardio, ejercicio y cuidar también los riñones”, dijo en septiembre de 2022, tras la filtración de documentos sobre su estado de salud.

Deja un comentario