Hallan en la cumbre más alta de Perú la momia de un estadunidense que murió hace 22 años

Fue encontrado el viernes 5 de julio en el remoto campo número uno, a unos 5 mil 200 metros de altitud, del monte Huascarán, que mide 6 mil 768 metros.

LIMA (AP) — Las autoridades peruanas encontraron el cadáver momificado de un estadounidense que murió hace 22 años, junto a otros dos montañistas de esa misma nacionalidad, luego que los tres quedaron atrapados en una avalancha de nieve mientras intentaban escalar la montaña más alta de Perú, informó el martes la policía.

El agente Luis Peña, de la comisaría de Ranrahirca, en la región Ancash, confirmó por teléfono a The Associated Press el hallazgo del cuerpo del estadunidense William Stampfl, un ingeniero civil de 58 años en el momento de su muerte. Fue encontrado el viernes 5 de julio en el remoto campo número uno, a unos 5 mil 200 metros de altitud, del monte Huascarán, que mide 6 mil 768 metros.

Entre las pertenencias que permitieron la rápida identificación, el agente relató que encontraron la licencia de conducir que indicaba que Stampfl vivía en Chino, una ciudad en el Condado de San Bernardino, California. El hielo que cubría el cuerpo momificado preservó en buen estado la ropa, los arneses, las sogas y las botas del escalador, dijo Peña.

El grupo de rescatistas que halló el cuerpo de Stampfl estuvo integrado por policías del Departamento de Salvamento de Alta Montaña y de una empresa que ofrece guías para subir nevados. El descenso con el cuerpo del montañista colocado en una camilla fue lento y difícil, dijo el agente. Los restos fueron sido trasladados a la morgue de la ciudad de Yungay, en la región Ancash.

Stampfl desapareció el 24 de junio de 2022 en una avalancha junto a sus amigos Matthew Richardson, de 40 años y Steve Erskine de 51. Tras la fatalidad sólo se encontró el cuerpo de Erskine, pero aún falta recuperar el cadáver de Richardson.

El Huascarán es un pico visitado con frecuencia por escaladores de todo el mundo y ubicado dentro de la Cordillera Blanca. El cambio climático ha afectado a la cordillera, donde se ha derretido el 27% de su cobertura de hielo en casi 50 años, según datos oficiales.

Según las autoridades la temporada de mayor llegada de escaladores a la Cordillera Blanca ocurre entre mayo y septiembre. En mayo las autoridades hallaron el cuerpo de un israelí que estaba desaparecido, mientras que en junio un italiano murió mientras intentaba escalar otro nevado de la cadena montañosa.

Fuente: Proceso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *