La marcha contra la mordaza

En un hecho inédito, representantes de los medios de comunicación marchan en protesta para pedir la derogación del artículo 51 BIS.

Todos los caminos iban a la Avenida del Mar. Sí, al menos para los representantes de los medios de comunicación acudieron a la cita, el objetivo: marchar en contra de la modificación al artículo 51 BIS de la Ley Orgánica de la Procuraduría General de Justicia del Estado. Esa que, hasta ahora, no ha sido derogada y que pretende que los periodistas no realicemos las coberturas libres, sin ataduras y mordazas.
Cerca de las 9:00 horas, los medios se fueron congregando al pie del Monumento al Pescador. Colores rojo, azul, blanco, eran los uniformes de los representantes.Pero más allá de los colores se trataba de estar unidos, de marchar sigilosamente, en silencio. Tanto así que varios periodistas se colocaron cintas de color canela en sus bocas.

No todos los que participaron en la marcha eran periodistas. Se sumaron de los departamentos de publicidad, de oficina, de los talleres, correctores, editores de diarios como El Debate y Noroeste. Finalmente la intención era que participara la sociedad porque también es afectada con el bozal gubernamental.

«Así nos quiere tener el Gobierno, que no hablemos, que no informemos lo que ocurre en Sinaloa», expresó una reportera gráfica. Eran las 9 horas con cinco minutos y por arte de magia el sol se ocultó. Unas nubes caprichosas se asomaron e hicieron la caminata agradable.

«Hasta el clima se está portando bien, nos irá bien», dijo una reportera. Eso sí con las caminata se asomó el sudor en los rostros había mucha humedad. En una gran parte de la marcha, el contingente guardó silencio. No era necesario tanto sombrerazo. Con esta marcha silenciosa era contra la impunidad y el silencio, pero del gubernamental y del legislativo.

Fue así como académicos, luchadores sociales, integrantes de organizaciones gubernamentales, líderes empresariales y universitarios se sumaron al contingente. También acudieron los representantes de la Presa Picachos con todo y su dolo por lo que ocurrió horas antes en el poblado de Las Iguanas.

«Estamos aquí en solidaridad con los medios de comunicación y repudiamos la Ley Mordaza, a nosotros nos apoyan cuando queremos informar sobre algo y ahora estamos apoyando», dijo Guillermo Romero Rodríguez, dirigente de Canaco.

«Esta Ley Mordaza es producto de que los diputados no están preparados para lo que les pagan, ellos son ilegítimos, porque apenas si llegaron con el 43 o 42 por ciento», reclamó Sergio Valle Espinosa, de Consejo Ecológico de Mazatlán.

La marcha seguía y arribó al pie del Monumento de Benito Juárez, ya en la Plaza Taboada, en donde algunos turistas preguntaban por qué de esta marcha en silencio.
Varios periodistas se despojaron de su bozal, de su cinta y tomaron el micrófono. Unos titubeantes, otros más enérgicos. Poco más de 7 minutos fue cuando vino al unísono.  «No a la Ley Mordaza, no a la Ley Mordaza», fueron los gritos más fuertes.

Luego la marcha se trasladó al Palacio Municipal, en donde siguieron las consignas. Los periodistas, de espaldas al edificio, gritaron «No a la Mordaza», Eran las 10 y todo acabó. Los medios a seguir en su tarea de informar y esperar a la derogación del famoso 51 BIS.