Infecta a Salud malos manejos

En menos de cuatro años, la Secretaría de Salud se ha convertido en una dependencia «afectada» con el virus de la corrupción en el pago doble e ilegal de salarios, ante la complicidad de la Unidas de Transparencia y Rendición de Cuentas.

Al secretario de Salud en Sinaloa, Ernesto Echevería Aispuro, no le ha bastado el sueldo normal que cobra mensualmente sino que recibe el doble de su salario. Durante los años 2011 y 2012, el secretario dobleteó sueldo, a pesar de que lo prohíbe el Reglamento Orgánico de la Administración Pública Estatal.

El monto que ilegalmente se adjudicó el titular de Salud, según informe de la Auditoría Superior del Estado asciende a un millón 409 mil 718 pesos.

De acuerdo con el Reglamento citado, las funciones que realiza como director general de los Servicios Coordinados de Salud son inherentes a las funciones que tiene como secretario de Salud, cargo que ocupa desde enero de 2011.

08-26-saludEcheverría no es el único que incurrió en esta anomalía. Además del secretario, 29 funcionarios, la mayoría directivos de primer nivel, están en la misma posición «chupando» la nómina ilegalmente.

De esto da cuenta una observación del procedimiento de fiscalización elaborado por la Auditoría Superior del Estado, la cual fue otorgada por el Congreso del Estado y que la calificó como no procedente.

Según el informe de la ASE, al analizar la nómina ordinaria y complemento de sueldos de mandos medios y superiores de los ejercicios 2011 y 2012, se detectó que Servicios de Salud en Sinaloa realizó más de 50 pagos pagos de importe bruto por un millón 409 mil 718 pesos a Echeverría Aispuro adicionalmente a las percepciones que recibió como secretario de Salud del Gobierno del Estado.

En el año 2011, el titular de Salud recibió 2 millones 819 mil pesos equivalente a 234 mil 953  pesos al mes. En total, estos pagos doble a favor de los 30 funcionarios mencionados, le cuestan al Gobierno del Estado 5 millones 592 mil 620 peso, que por ley no deben estar percibiendo. Antes de entrar en funciones la administración de Echeverría, la secretaría contaba con 8 mil 538 trabajadores, entre sindicalizados, residentes, pasantes e internos de contrato y de confianza.
Pero en los primeros años de la actual administración, creció de manera considerable. A finales de 2012 esta secretaría contaba con 9 mil 241 trabajadores, una diferencia de 658 más que en la anterior administración.

En la «engorda» de la nómina aparecieron empleados administrativos, mandos altos, medios, asistentes y no enfermeras, laboratoristas y técnicos. Así, la nómina municipal que era de 126 millones de pesos, aumentó a 140 millones de pesos, lo que significa un aumento de 11 por ciento.
Y no fueron los trabajadores de base los beneficiados, sino los que llegaron a la administración y reciben pago de honorarios o servicios «profesionales». En un informe anterior se estableció que los contratos de trabajadores base se incrementaron en sólo 5 por ciento en 2011 y 2012; mientras que los trabajadores eventuales se aumentaron a 73 por ciento

En 2010 existían en la secretaría 88 plazas con un costo global de un millón 333 mil pesos mensuales, mientras que en diciembre de 2012 las plazas aumentaron a 166 por cierto, es decir, un incremento de 100 por ciento y una erogación de 3 millones 121 mil pesos al mes. Es decir, una diferencia de un millón 788 mil pesos al mes.

En una de las observaciones de la ASE, es que de la revisión de las nómimas ordinarias y catálogos de centros de trabajo se encontró que cerca de 34 médicos especialistas y médicos recibieron 681 pagos en áreas administrativas, cuyas funciones son distintas a las autorizadas en el presupuesto. La suma de estos pagos asciende a 8 millones 873 mil pesos.

Credito Fotos: twitter.com/ernestoecheverr