COMPOSTA CASERA: GUÍA BÁSICA Y RESULTADOS DEL EXPERIMENTO

Compostar es el “reciclaje” de los residuos orgánicos. Es un proceso que consiste en la descomposición de materia orgánica para transformarse en tierra nutritiva, y es necesario para:

  • revalorizar y reaprovechar los residuos orgánicos
  • regresarlos a la naturaleza, cerrando el ciclo
  • reducir la basura que generamos
  • evitar que los restos de comida contaminen los residuos inorgánicos reaprovechables
  • evitar que la materia orgánica llegue a los vertederos donde liberan gases de efecto invernadero, como el metano, que es 24 veces mas dañino que el CO2
  • abonar naturalmente las plantas

Además, hacer composta es una manera de reconectar con el medio ambiente, y con uno mismo, ya que los sentidos tienen que involucrarse, porque tienes que oler, ver, tocar, sentir el desarrollo del proceso, para ir haciendo ajustes y mantener el equilibrio de los materiales en transformación.


En el hogar hay 2 maneras de transformar nuestros residuos orgánicos: el compostaje y la vermicomposta (con lombrices). Nosotros preferimos el compostaje, porque lo consideramos más sencillo y práctico, pero es cuestión de gustos y necesidades =) A continuación te presentamos una guía básica para el compostaje en casa, y además te compartimos los resultados que obtuvimos del experimento de incluir desechables “biodegradables” en la composta… porque hacer composta es como tener un laboratorio en casa!

ELEMENTOS

Los elementos necesarios en las proporciones adecuadas para crear compost son: materia verde, materia café, tierra y agua. Materia café y materia verde deben ir en las mismas proporciones. Entre mas pequeñitos trocemos o trituremos los pedazos de materia, más ayudamos a acelerar el proceso de descomposición.

De izquierda a derecha (en el sentido de las manecillas del reloj): materia verde, materia café, agua y tierra

MATERIA CAFÉ O SECA

(rica en carbono)

  • hojas secas y ramas
  • cartón, como tubos de papel higiénico
  • cartón de huevo
  • caja de cartón de pizza
  • papel, como servilletas y bolsas (sin tinta)
  • periódico

MATERIA VERDE O HÚMEDA

(rica en nitrógeno)

  • restos de la cocina (solo de origen vegetal, no animal)
  • cáscara, tallo, hueso/semilla de frutas y verduras
  • cáscara limpia de huevo
  • restos y filtro de café (verifica que el filtro sea 100% de papel)
  • restos y bolsita de té (verifica que sea 100% papel, ya que muchas contienen plástico)
  • hojas, flores y pasto fresco

AGUA

Es necesaria para crear un ambiente húmedo que genere los microorganismos que se harán cargo del proceso de la descomposición. Si pasas directamente tus restos de cocina del congelador a la compostera, no le agregues tanta agua, ya que cuando los restos se descongelen soltarán agua. Mejor agrega un poco menos de agua y al siguiente día revisa si es necesario agregar más.

Recuerda que en lo que se basa la composta es en el equilibro de nitrógeno, carbono y humedad, es decir, en tener los diferentes elementos: materia café, materia verde y agua, en la cantidad adecuada.

TIERRA

Usar la necesiaria para cubrir y dar cuerpo a la mezcla.

OTROS MATERIALES COMPOSTABLES

  • cabello humano (sin teñir), pelo de los animalhijos, uñas (sin pintar)
  • madera, como palillos dentales, viruta de sacapuntas, palo de paleta o en el que venden el elote cocido, fósforos usados
  • corcho, en pedazos muy chiquititos (verifica que sea corcho natural)
  • cepillo de dientes de bambú (retira las cerdas sintéticas con unas pinzas, y el mango pártelo en pedacitos y ponlo en la composta)
  • envases de cartón de productos cosméticos e higiene personal
  • prendas 100% de algodón (en pedazos muy chiquititos)
Pelo de perrhija Kukis

COMPOSTERA

Como compostera puedes utilizar algún contenedor que ya tengas en casa o que puedas conseguir fácilmente y se adecue a tus necesidades de espacio y de cantidad de residuos orgánicos que generas, como una caja de plástico, costal, cubeta, huacal, etc; solo verifica que tenga agujeros para que entre y salga el aire, sino tiene hay que hacérselos; si tienes un jardín o terreno muy amplio puedes hacer una pila con los residuos o un hoyo; o si lo prefieres puedes conseguir (o hacerlo tu mismo) un contenedor diseñado para el compostaje.

Nuestra compostera es de tipo giratorio, con una estructura alta de metal. Ya tiene 3 años con nosotros, de hecho, ya se le oxidó uno de los tubos que lo detienen (es que en Mazatlan prácticamente todo el metal se oxida), pero simplemente reutilizamos el palo de un trapeador y listo. Optamos por un contenedor de este tipo, ya que nuestro patio era pequeño, nuestros 4 perrhijos siempre andan de exploradores por toda la casa (por lo que no quisimos arriesgarnos a usar uno a nivel de piso), y la cantidad de residuos orgánicos que generamos es bastante, ya que llevamos una alimentación a base de plantas y tenemos plantas en casa; y además este tipo de contenedores generalmente son más grandes y el proceso de compostaje es un poco más rápido porque está todo cerrado (salvo por los agujeritos laterales por donde fluye el aire).

En la compostera giratoria se introducen los diferentes elementos, se revuelve (girándolo), y listo. Es necesario revolver de vez en cuando para que se airee (nosotros le damos unas 5 vueltas una vez a la semana, y unas 2 vueltas cada que agregamos más materia).

En composteras como caja de madera tipo huacal es recomendable cubrir el fondo y los lados con material tipo cartón de huevo, poner las diferentes capas de materia alternando (café, verde, tierra), comenzando con una capa gruesa de materia café (para que absorba el exceso de humedad), y terminando con materia café y tierra, nunca dejando expuesta la materia verde, para evitar atraer mosquitos, etc. En este tipo de contenedor no es necesario revolver, sino al inicio y aproximadamente una vez cada 15 días insertar un palo o varilla por la superficie o con palita o pico remover dese la capa media baja, para hacer agujeros y por ahí pueda fluir el aire. Se puede cubrir el compostero para mantener la temperatura y protegerlo de la lluvia.


Conforme avanza el proceso de descomposición, la mezcla heterogénea de los elementos se va convirtiendo en una más homogénea, haciendo cada vez mas difícil identificar los diferentes tipos de materia.

El resultado del compostaje es el compost o humus, una masa café oscuro, con aspecto y olor a tierra (huele rico, como a bosque), llena de nutrientes que nos permite fertilizar la tierra: plantas, huertos, parques, jardines, etc. o usarla como sustrato para germinar semillas. Como son muchas las variables que afectan el proceso de compostaje (temperatura, época del año, humedad, oxígeno, tamaño de los pedazos de materia, relación de nitrógeno y carbono, tipo de compostera, etc.), puede durar desde uno hasta seis meses (o más) en lograr este resultado (lo más común son 2-3 meses)… Paciencia, que vale la pena =)

En menos de 2 meses obtuvimos compost

En este lote de composta lo ideal hubiera sido esperar a que todos los residuos terminaran de descomponerse, sin embargo, nuestro congelador ya estaba a reventar de residuos orgánicos esperando ser compostados. Decidimos terminar esa composta el día 50, y los residuos que aún no se terminaban de descomponer, los pasamos al siguiente lote de composta.

En nuestra experiencia haciendo compost casera, nos hemos percatado que los residuos que se tardan más en descomponerse son: semillas grandes como las de aguacate, pedazos grandes de madera (como el del cepillo de dientes de bambú o el palo del elote cocido), olote, cáscara de aguacate, entre otros. Por lo que, como mencionamos anteriormente, para ayudar a que el proceso de descomposición sea más rápido, se puede partir en pedacitos la materia, especialmente los residuos más duros y grandes.

En este caso, antes de poner los residuos en la compostera debimos haber partido en pedacitos estos residuos para ayudar a acelerar su proceso de descomposición

EXPERIMENTO

El experimento que hicimos consistió en agregar desechables “biodegradables”, un contenedor de bagazo de trigo y un vaso de papel, a la composta. Las preguntas a responder eran: A pesar que se anuncian como “biodegradables”, ¿realmente se biodegradan? ¿Son compostables? ¿Se pueden convertir en compost mediante el compostaje casero?

RESULTADOS

Después de 50 días de iniciar la composta, revisamos todo el compost para sacar los pedazos grandes de materia que aún hubiera.

El contenedor de bagazo de trigo no lo pudimos distinguir en el compost, de hecho hasta pudiera ser uno de los pedazos grandes que pasamos al nuevo lote de compost, si es así, si estaba en proceso de biodegradación, si se estaba convirtiendo en compost. Si no era uno de esos pedazos, entonces se transformó en compost dentro de los 50 días de nuestra composta =).

El vaso de papel es otra historia. La parte externa de ese vaso es de papel, sin embargo, por dentro tiene un recubrimiento plastificado. El papel si es biodegradable y se convirtió en compost, pero el recubrimiento de plástico no. No sabemos si el tipo de plástico es “bioplástico”, es decir que está hecho parcial o totalmente con materia orgánica (por lo que no todos son biodegradables y mucho menos compostables), o si es plástico derivado del petróleo. Cualquiera que sea el caso, después de 50 días en la composta no vimos ningún signo de descomposición, por lo tanto no son compostables en compostas caseras.

El plástico se degrada, es decir, se va fraccionando en pedazos más pequeñitos hasta convertirse en microplásticos, por lo cual nunca desaparece

No todo lo que dice “biodegradable” realmente se biodegrada y mucho menos se puede compostar. Por ejemplo, algunos desechables se anuncian como “biodegradables” y/o “compostables”, sin embargo, tienes que leer las letras chiquitas o investigar para darte cuenta de la realidad, de esos “detallitos” que oculta el greenwashing. Por ejemplo, algunas bolsas desechables anunciadas como “biodegradables y compostables”, son compostables pero solo en compostas industriales (no caseras), por lo que si tu ciudad no cuenta con una (por ejemplo, en Mazatlan no hay), esa bolsa terminará en la basura contaminando. De forma natural no se van a biodegradar, ya que se necesita de condiciones especiales generadas en instalaciones de compostaje industrial para que así sea.

CONCLUSIONES

Conclusión del compostaje.

Checa la foto del día 1 y la del día 50… es como hacer magia! Convertimos kilos de nuestros residuos orgánicos generados en casa en abono para las plantas, que de otra forma hubieran terminado en la basura. Además, contribuimos a cerrar el ciclo natural, somos parte de un sistema circular, evitando los desperdicios y la basura.

Spoiler alert! La magia no la hacemos nosotros, sino los microorganismos, quienes son los que hacen la chamba de transformar los residuos orgánicos en compost. Esos microorganismos, que aunque no los veamos, existen y son esenciales para la vida… así como todo lo que existe en la naturaleza.

Conclusión del experimento.

A pesar que el contenedor de bagazo de trigo si se compostó, sigue siendo un producto desechable que para producirlo se necesitaron recursos naturales, y si no lo compostas termina en la basura. Por lo que tratemos de reducir -si se puede, rechazarlos por completo- el consumo de cualquier tipo de desechable, dejándolo solo para verdaderas emergencias, para casos en los que realmente si son necesarios.

Para los negocios de comida si debe ser opción cambiar a este tipo de contenedores, en lugar de los de plástico derivado del petróleo, pero aún más deben favorecer las buenas prácticas de ofrecer contenedores retornables o que los clientes lleven sus propios contenedores en los pedidos para llevar.

Respecto al vaso desechable “ecológico”, el hecho que se anuncie que sea de papel no significa que solo contenga ese material (ya vimos que también contiene un tipo de plástico), ni que sea bueno para el medio ambiente, al final de cuentas también se necesitaron recursos naturales para producirlo y no se puede reciclar ni compostar (por el film de plástico que tiene en su interior). Por lo tanto, el destino de ese vaso será la basura, así que de ecológico no tiene mucho. No vale la pena el impacto ambiental de ese vaso para los 10 minutos que lo usaríamos.

Por lo que, una de las soluciones a la crisis ecológica (y sanitaria y económica…) es CAMBIAR nuestros hábitos hacia unos más sostenibles, y hacer la transición al modelo circular, no sustituir solo el material del desechable, ya que esta práctica sigue siendo parte del modelo lineal: producirusartirar, siendo causa de la gran problemática global.

Podemos ser parte del cambio y generar un gran impacto positivo a nivel individual y colectivo con acciones sencillas del día a día como rechazar los desechables, no importa el material, y preferir los reutilizables; no confiar nuestras decisiones en la mercadotecnia, tenemos que ser consumidores responsables e investigar previamente a consumir; comenzar nuestra composta casera =)

¿Ya has hecho compost?a ¿Tienes algún tip que te gustaría compartirnos para quienes van iniciando en el proceso? ¿Qué otro material has podido compostar en casa?

Un artículo de Refeel Cultura Sostenible – Refeel.mx

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *