AMLO habló este miércoles con Kamala Harris sobre la crisis migratoria en la frontera

“Existe disposición de nuestra parte para sumar voluntades en el combate al tráfico de personas y protección de los derechos humanos, sobre todo de niñas y niños”, informó el presidente de México

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, informó por medio de su cuenta de Twitter que conversó con la vicepresidente de Estados Unidos, Kamala Harris, sobre migración.

Platicamos con Kamala Harris, vicepresidenta de EE.UU. y encargada de atender el asunto migratorio en Centroamérica. Existe disposición de nuestra parte para sumar voluntades en el combate al tráfico de personas y protección de los derechos humanos, sobre todo de niñas y niños”, escribió el mandatario mexicano en redes sociales.

López Obrador subió una foto con el texto anterior en donde se aprecia que estuvo acompañado por el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, durante la charla con la vicepresidenta de Estados Unidos.

Apenas el 23 marzo, durante su conferencia de prensa en Palacio Nacional, López Obrador, dijo que las acciones del país vecino, liderado por su homólogo, Joe Biden, han sido insuficientes para el control de la ola migratoria y dijo que será necesario “empujar al elefante” para el avance de estas estrategias.

“Desde hace dos años estamos ayudando, e incluso financiando, a nuestros hermanos centroamericanos, pero Estados Unidos no está invirtiendo lo suficiente; lo necesario. No es un asunto que se pueda resolver con medidas coercitivas: cerrando fronteras, militarizando. Hay que ir a atender las causas. (…) Hay muy buena voluntad de parte del presidente Biden, pero las burocracias son lentas, son cuerpos de avance lento.”, aseveró en aquella ocasión.

El mandatario recordó que actualmente México, con una inversión de mil 200 millones de dólares, se encuentra cultivando un millón de hectáreas de árboles frutales y maderables que brinda trabajo a 420 mil sembradores. Es así que propuso la ampliación de este programa a 4 millones de hectáreas, lo que significaría la creación de un millón 600 mil empleos aproximadamente, con una inversión de 4 mil millones de dólares al año; aseguró que esta estrategia se podría aplicar de igual manera en Honduras, El Salvador y Guatemala.

“Ya hay que hacerlo y es darle trabajo a un millón 600 mil sembradores. Hay que atender a la gente, nadie sale de sus pueblos y abandona a la familia por gusto, lo hace por necesidad. La mayoría de los migrantes son jóvenes. Sí hay manera de atender el fondo del problema.”

Por su parte, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, informó en esa misma conferencia que el objetivo central de este convenio común entre ambas naciones será plantear un programa de acción inmediata para las naciones del Triángulo Norte, es decir, entablar estrategias suficientes para solventar el efecto económico y social surgido a raíz de la pandemia en cada país.

Explicó que el Gobierno Federal presentó ante EEUU los programas sociales de manera directa implementados en México durante los últimos dos años, como Jóvenes Construyendo el Futuro y Sembrando Vida, los cuales otorgan el respaldo a los beneficiarios sin necesidad de algún intermediario; aseguró que éstas acciones se implementarán muy pronto en los países centroamericanos con los que se tiene convenio.

A diferencia del mandatario, el canciller Ebrard se mostró optimista con la intervención de Estados Unidos en este tratado.

“Hay una muy buena posibilidad de que esto sea una realidad porque él mismo (Joe Biden) encabezó la Alianza para la Prosperidad durante el gobierno del presidente Obama (…) Nos alienta mucho que haya designado a la vicepresidenta, Kamala Harris, para conducir estos trabajos.”, afirmó.

Un día después, el 24 de marzo, el presidente de EEUU, Joe Biden, anunció que la vicepresidenta Kamala Harris dirigirá los esfuerzos de Estados Unidos con México y los países del Triángulo Norte para tratar de detener el flujo de migrantes a Estados Unidos.

La vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, asumirá la misión de frenar la migración irregular desde Centroamérica y la coordinación con El Salvador, Honduras y Guatemala para combatir los problemas de violencia y corrupción que provocan la huida de sus ciudadanos hacia el norte.

Fuente: Infobae

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *