Habrá repercusiones por el recorte al gasto federal.

Admite la Senadora, Diva Hadamira Gastelum Bajo, que no se «tocaría» los programas sociales, sino de infraestructura.

El recorte en el gasto federal anunciado en la reunión plenaria del PRI, sí tendrá sus repercusiones económicas y políticas, pero se tendrá que convencer a la ciudadanía que es una estrategia para evitar un colapso mayor como en 1994, consideró la Senadora, Díva Hadamira Gastelum Bajo.

Dijo que el anuncio por parte del Secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso, es realista y va en aras de ahorrar recursos por parte de la Federación ante la baja en el precio del barril de petróleo.
«El recorte por parte del secretario es realista y va para priorizar el recurso, se cancela el proyecto del tren ligero de Querétaro y Transpeninsular en Yucatán. Son más que nada proyectos de infraestructura las que se suspenden y no los temas sociales como Salud y Alimentación», expresó en conferencia.

«Créemos que es algo realista, simplemente cuando en sus casas hay problemas económicos, simplemente escogen si comen o hacen fiesta, priorizan el gasto, es lo que se anunció en la plenaria de nuestro partido».
La legisladora del PRI indicó que no tiene conocimiento sobre algunas obras o proyectos que se vayan a suspender por el rectores presupuestal.

«En la lista que nos proporcionaron no viene alguna obra o proyecto de Sinaloa que vaya a ser suspendido por este motivo, son obras de infraestructura costosas las que fueron suspendidas», mencionó.

Gastelum Bajo admitió que este recorte también repercutirá en el tema político de cara a las elecciones que inician en el mes de abril, por lo que se tendrá que consensuar entre la población sobre lo que se hace para no tener un impacto mayor en la economía.

«Sí, es obvio que será un tema que se va a ver en las elecciones, pero se le tiene que explicar a la gente por que se toman estas medidas, las cuales considero que son un acierto por parte del Presidente Enrique Peña Nieto», puntualizó.