Emite CEDH recomendación a Comuna por clausura de la Casa Diurna

Juan José Ríos Estavillo, presidente de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, señala que se deben de respetar las garantías de los 22 Adultos Mayores afectados.

La Comisión Estatal de Derechos Humanos emitió una recomendación al Ayuntamiento de Mazatlán, tras acreditar violaciones a las garantías individuales en contra de 22 adultos mayores de la Casa Diurna del DIF, a quienes les fueron cerradas las instalaciones porque directivos estimaron que no reunía las condiciones de bienestar.

La recomendación 1/2015, enviada por el Ombudsman, Juan José Ríos Estavillo, indica que el Gobierno municipal deberá de dar trámite en cinco vertientes, entre ellas cuidar los derechos humanos de los afectados, cuidar que personal del Sistema DIF garantice a los adultos mayores y evite cualquier acto de discriminación. Además se indica que a los afectados con el cierre de la Casa Diurna se les otorguen las facilidades para el disfrute de los beneficios de asistencia social o aquella que les corresponda.

Ríos Estavillo mencionó que la investigación que comprende este caso, la CEDH confirmó que se violaron los derechos humanos por edad y salud de los adultos mayores como beneficiarios de los programas de asistencia social brindados a través de la Casa Diurna, al informarles a las familias de estas personas que dejarían de prestar sus servicios, ya que no había los recursos necesarios para mantenerla, toda vez que para que esta siguiera operando se tendría que aumentar la cooperación.

Según el comunicado, la CEDH señala que a través de la Casa Diurnadel DIF, a los usuarios se les proporcionaba un entorno seguro y y digno que los ayuda a tener una vida de calidad en donde conviven con sus pares, hacen terapia ocupacional, recreativas como juegos, cantos, pláticas y otras terapias ocupacionales que los mantienen sanos tanto física como sicológicamente.

«Bajo estos parámetros trazados tanto en el ámbito local como internacional, resulta inadmisible que las autoridades de Mazatlán hubiesen llevado a cabo conductas que rompen con esa obligación protectora que les asiste respecto a la dignidad humana, pues lo que era percibido como derechos humanos a favor de los adultos mayores, otorgados a través del DIF y a su vez disfrutados por un grupo de 22 personas que cuentan con esa calidad, dejó de serlo el pasado 31 de julio de 2014, por determinación gubernamental y no por prescripición legal existente», señala el comunicado.

«En ese tenor, la Recomendación 1/2015 que el organismo autónomo hace al Ayuntamiento como autoridad jerárquica, se precisa la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran las personas adultas mayores exige un hacer por parte de la sociedad y gobierno que les permita en esa etapa de la vida disfrutar de los derechos que les asisten y a su vez ser objeto de respeto en la sociedad».